+56 9 6691 9671 akc@de-derecho.cl

SANTIAGO JUICIOS DE FAMILIA

JUICIOS DE FAMILIA – ABOGADOS DE FAMILIA

Son aquellos que se interponen en Juzgados de Familia y que atañen a temas de conflictos familiares cuando no han podido ser resueltos por las partes a través de una mediación o acuerdo extrajudicial, denominado transacción.

Las materias de familia que verán estos tribunales son las establecidas en la ley 19.968, ley que crea los tribunales de familia.

Existen casos en que por ley algunas materias de familia tienen que ser sometidas a mediación antes de iniciar un juicio.

 La mediación es la instancia anterior al juicio en que se busca llegar a una solución del conflicto familiar. Si las partes en cuestión llegan a acuerdo, este se presenta al tribunal de familia para que el juez apruebe. De no llegar a acuerdo las partes, deben adjuntar la mediación frustrada para la iniciación del juicio.

Las mediaciones son obligatorias en casos de pensión alimenticia, relación directa y regular (visitas) y cuidado personal de los hijos, en las demás materias son opcionales.

Dónde busco un mediador? El Ministerio de Justicia tiene un registro de mediadores, registro al que pueden acudir las partes bajo su costo cuando se trate de mediaciones voluntarias. De no recurrir a este registro de forma directa, el juez del tribunal de familia les asignará uno de la misma nómina que registra el Ministerio de Justicia.

Santiago Juicios de Familia | Juicios de Familia en Chile

Juicios de Divorcio

Lo que busca este tipo de juicio es poner término de forma legal al matrimonio concurriendo los requisitos establecidos por ley, y que  para cada tipo de divorcio son específicos. Si producto de esta relación matrimonial nacieron hijos, entonces deberán quedar regulados los regímenes de alimentación y relación directa y regular en caso de corresponder, antes del juicio de divorcio o regularizarlos en el mismo, de lo contrario el divorcio no será acogido, ya que nuestra ley protege el interés superior del niño en todas las circunstancias.

Tipos de Divorcio en Chile

Divorcio de común acuerdo

Tal como lo señala su nombre; es aquel en que las partes están de acuerdo en ponerle fin al matrimonio y para esto se requiere de un plazo de un año al menos en el cese de convivencia. Los matrimonios realizados a partir del año 2004 deben acreditar el cese mediante acta extendida ante cualquier oficial del Registro Civil. El plazo comienza a regir desde que se realiza esta gestión, lo que no excluye la declaración de testigos.

Divorcio unilateral

Es aquel en que una de las partes desea poner fin al matrimonio. Para esto es necesario acreditar un cese de convivencia de al menos tres años, y al igual que en el divorcio de común acuerdo; el cese se acreditará mediante acta extendida ante cualquier oficial del Registro Civil si el matrimonio fue realizado a partir del año 2004.

Divorcio por culpa o culposo

Es aquel en que una de las partes solicita el término del matrimonio, por configurarse alguna de las causales establecidas en la ley; para este tipo de divorcio no se exige tiempo de cese de convivencia, ya que se da por incumplimiento grave en los deberes y obligaciones del matrimonio. Las causales por las cuales se configura este tipo de divorcio se encuentran establecidas en el articulo 54 de la Ley 19.947, estas causales no son taxativas.

Las causales son:

1º.- Atentado contra la vida o malos tratamientos graves contra la integridad física o psíquica del cónyuge o de alguno de los hijos;

2º.- Trasgresión grave y reiterada de los deberes de convivencia, socorro y fidelidad propios del matrimonio. El abandono continuo o reiterado del hogar común, es una forma de trasgresión grave de los deberes del matrimonio;

3º.- Condena ejecutoriada por la comisión de alguno de los crímenes o simples delitos contra el orden de las familias y contra la moralidad pública, o contra las personas, previstos en el Libro II, Títulos VII y VIII, del Código Penal, que involucre una grave ruptura de la armonía conyugal;

4º.- Conducta homosexual;

5º.- Alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos, y

6º.- Tentativa para prostituir al otro cónyuge o a los hijos.

Cabe hacer mención que los divorcios no traen aparejado el término de la sociedad conyugal ni tampoco se realiza de oficio.

También es preciso mencionar que se puede solicitar en cada tipo de divorcio una compensación económica. El artículo 61 de la Ley de Matrimonio Civil dispone: “Si, como consecuencia de haberse dedicado al cuidado de los hijos o a las labores propias del hogar común, uno de los cónyuges no pudo desarrollar una actividad remunerada o lucrativa durante el matrimonio, o lo hizo en menor medida de lo que podía y quería, tendrá derecho a que, cuando se produzca el divorcio o se declare la nulidad del matrimonio, se le compense el menoscabo económico sufrido por esta causa”. Entendemos la compensación como el “pago que se abona para reparar un daño o perjuicio”, pero en este caso no es un pago que deba solicitarse por una revancha, si no se dan los requisitos para solicitar esta compensación entonces no procederá a que se conceda. Este es un derecho renunciable de las partes.

Juicio de Alimentos

Este juicio consiste en la obtención de mantención económica para los hijos(as) o para los cónyuges, ascendientes, descendientes y hermanos entre otros según correspondiera, conocido como pensión alimenticia y que previamente al juicio debe realizarse mediación sobre el tema. Dentro de estas materias pueden solicitarse aumento o disminución según corresponda y atendiendo a las variaciones económicas que se suscitan desde la sentencia, todo esto debe acreditarse en la audiencia respectiva si es que en el trámite previo, mediación, no se ha logrado llegar a acuerdo entre las partes.

Alimentos Menores

La pensión alimenticia para los hijos consiste en otorgar los medios necesarios para que éstos puedan vivir con normalidad de acuerdo a su posición social, estos comprenden vestuario, salud, educación y habitación entre otros. Cabe hacer mención que la obligación es de ambos padres y no recae sobre el padre o madre que no tenga la custodia del hijo, deben considerarse también los medios del alimentante para pagarla. Esta pensión se deberá pagar al hijo(a) hasta los 21 años, luego de eso será él mismo quien deba solicitar pensión en caso de que éste continuara sus estudios, entendiéndose por tal el estudio de una profesión u oficio.

Cuánto es lo que le corresponde al alimentario pagar por pensión de alimentos? Cuando se trata de un hijo será un monto no inferior al 40% de la remuneración mínima, si son dos o más no podrá ser inferior al 30% ni superior al 50% de la remuneración mínima mensual. Pero si el alimentante no tuviera los medios económicos para pagar lo mínimo estipulado, el tribunal podrá establecer un pago inferior a este, siempre y cuando se acredite dicha carencia.

Alimentos Mayores

Mantención económica que se reclama contra otra persona con la que se tiene un vínculo de parentesco y demostrado un estado de necesidad por quien la solicita. Nuestro código civil establece en su artículo 321 a quienes se les debe alimentos:

1. Al cónyuge;

2. A los descendientes;

3. A los ascendientes;

4. A los hermanos, y

5. Al que hizo una donación cuantiosa, si no hubiere sido rescindida o revocada

Régimen comunicacional y directo

Conocido comúnmente como “visitas”, es el derecho del padre o madre que no tiene a su cuidado al menor; de fortalecer el vínculo afectivo entre el hijo y padre o madre. Es lo que llamamos deber-derecho, toda vez que es el deber del padre o madre facilitar esta relación entre el menor y el padre o madre que no tiene la custodia; y es el derecho del hijo(a) de poder desarrollar el vínculo afectivo con su padre o madre.

Uno de los factores determinantes para los períodos de visitas establecidos tendrá estrecha relación con la edad del menor, por lo que mientras más pequeño el menor el régimen será menos amplio, pudiendo llegar a acuerdo en la audiencia que a medida que vaya creciendo se vayan aumentado las horas e incluso llegar a días completos con el padre o madre.

Pueden realizarse modificaciones en el régimen establecido, para ello se debe acudir a mediación, de llegar a acuerdo en ésta se presenta el acta emitida por el mediador ante el tribunal respectivo para la aprobación del Juez, de no llegar a acuerdo en mediación se deberá presentar nueva demanda para el cambio de régimen, siempre representado por abogado habilitado para la profesión y exponiendo los hechos que ameritan el cambio del régimen.

Aquel que no cumpla con los tiempos establecidos por medio de una sentencia judicial será apercibido a dar cumplimiento a ésta y de repetirse los incumplimientos se solicitarán en su contra las medidas de apremio respectivas, tales como el arresto, toda vez que se está vulnerando un derecho del menor al no permitir una relación con su padre o madre según fuera el caso.

Más Información

Igualdad Parental

La igualdad parental consiste en que los hijos puedan compartir con los padres en igualdad de condiciones e igualdad de tiempo. Los padres tendrán los mismos derechos que las madres. Ahora el cuidado personal en una separación o divorcio ya no es exclusivo de la madre, sino que, ambos pueden acordar el cuidado personal del menor al padre, a la madre o de forma compartida.

Cuidado Personal Compartido

El texto legal define el “cuidado personal compartido” como el derecho y el deber ejercido conjuntamente por el padre y la madre que viven separados de amparar, defender y cuidar la persona del hijo o hija menor de edad y participar activamente en su crianza y educación.

El padre o madre que tenga el cuidado del menor no debe ni puede obstaculizar el régimen de relación directa y regular establecido a favor del otro padre, ya que con esta acción se vulnera el derecho del menor y la ley permite ejercer acciones en contra de quien lo obstaculice, toda vez que la ley busca como principio fundamental el interés superior del niño.

Síndrome de Alineación Parental

Es definido como un trastorno que aparece o se manifiesta principalmente en la relación de los padres por los desacuerdos en las guardas y/o custodia de los niños. La primera manifestación es la campaña de calumnia o insulto contra uno de los padres por parte del hijo, sin justificación.  Este fenómeno resulta de la mezcla del regular adoctrinamiento de uno de los padres y de las propias cuotas del niño dirigidas al descrédito del progenitor objetivo de la campaña. En palabras más simples, es el “lavado de cerebro” que se le hace al menor de uno de sus padres.

En este trastorno no solamente encontramos el lavado de cerebro de un progenitor para denigrar al otro, sino que también aportes propios de los hijos para sustentar la campaña de denigración o descrédito en contra del progenitor alienado o en la mira, provocando una perturbación en la relación del niño con su padre o madre.

¿Necesitas Ayuda Legal?

Si tienes cualquier pregunta legal ponte en contacto con nosotros y te responderemos a la brevedad posible.

Contáctanos