+56 9 6691 9671 akc@de-derecho.cl

SANTIAGO JUICIOS LABORALES

JUICIOS LABORALES

Son aquellos que se interponen ante los juzgados laborales para perseguir el cumplimiento de un contrato laboral o de los derechos que emanan de éstos. Dentro de estos juicios encontramos el procedimiento general, monitorio y de tutela laboral. Estos procedimientos se inician de forma escrita, para luego desarrollar sus audiencias de forma oral. Los juicios laborales se caracterizan por ser audiencias laborales que se desarrollan ante un mismo juez que conoce inicialmente de la causa.

El procedimiento Monitorio se aplica cuando la cuantía del monto solicitado no exceda de 10 ingresos mínimos mensuales.

Tutela laboral

Es un complemento del juicio laboral cuyo precursor es el recurso de protección constitucional por algún detrimento en ciertos derechos contra los trabajadores, consagrados en la Constitución Política de la República.

Es necesario antes de iniciar un juicio laboral acudir a la Inspección del trabajo respectivo, ya que es una instancia conciliadora en comparendos cuando se ha terminado la relación laboral y se ha presentado algún reclamo, si no llega a conciliación en dicha instancia se procede a demandar ante los tribunales respectivos.

¿Dónde están consagrados los derechos de los trabajadores?

Los derechos fundamentales de los trabajadores se encuentran consagrados en nuestra Constitución Política, en tratados internacionales ratificados por nuestro país y en nuestro Código laboral.

¿Cuándo se entienden estos derechos y garantías vulnerados?

Estos son vulnerados o se entienden como tal cuando el empleador o quien lo(s) representa efectúa o toma decisiones que restringe el pleno ejercicio de estos derechos o garantías, sin  excusa suficiente, de forma arbitraria o discordante o sin deferencia al contenido fundamental.

Más Información

¿Quién puede denunciar sobre el derecho o garantía vulnerado?

El trabajador o el Sindicato ante la Inspección del Trabajo por medio de una denuncia administrativa o ante los Tribunales de Justicia, por denuncia judicial.

En la Inspección del trabajo:

  • El interesado deberá acudir con su cédula de identidad más  los antecedentes que sean beneficiosos para argumentar los hechos que acusa. Si la denuncia cumple con los requerimientos y condiciones para ser admitida a tramitación, se le informará sobre el procedimiento aplicable. La Inspección, ordenará las fiscalizaciones respectivas, según el caso y si  de la investigación practicada, se verifican los hechos vulnerados o al menos la existencia de vestigios suficientes de  trasgresión de derechos fundamentales, la Inspección citará a los involucrados a una mediación a objeto de buscar medidas reparatorias y así restaurar íntegramente el derecho vulnerado. En caso de no llegar a acuerdo en la mediación, la Inspección interpondrá la denuncia respectiva ante el Tribunal competente, acompañando el informe de fiscalización correspondiente, a fin de que sea el órgano jurisdiccional quien conozca y resuelva el conflicto.

En los Tribunales de Justicia (directamente):

  • La denuncia deberá ser presentada por escrito, con patrocinio de abogado, ante el Juzgado del Trabajo competente, dentro del plazo de 60 días hábiles contados desde que se produjo la transgresión del derecho  o garantía que se alega. Sin embargo, si el trabajador optó primero por interponer la denuncia en la Inspección del Trabajo, el plazo se suspenderá durante el tiempo que dure esta tramitación administrativa. De todos modos, el plazo para denunciar en tribunales no podrá prolongarse más allá de 90 días hábiles, contados desde la fecha de la vulneración.

La persona que no pueda contar con un abogado particular, podrá acudir a las Oficinas de Defensoría Laboral que operan en todas las regiones del país, a fin de obtener la asesoría jurídica especializada que requiere su denuncia o demanda.